Suscríbete aquí

Boletín Informativo

Suscríbete y obtén las últimas noticias en tecnología.

* El cliente Acepta que se le envíe publicidad de nuestra empresa

Descarga tu Catálogo del Mes!

Mes de Abril 2019!

Intel VS AMD 2018

Publicado por: Richard Rey En: Noticias HardWare El: Comentario: 0 Hit: 738

Dado que la CPU es esencial para todo lo que hace el equipo, desde tareas tan exigentes como jugar a juegos hasta actividades tan sencillas como leer las noticias, es necesario asegurarse de comprar una marca en la que se pueda confiar. Por extensión, también es posible que quieras saber si la rivlidad: Intel vs AMD se adaptan a la clase de actividades para las que tu equipo se utiliza principalmente.

¿Preparado? ¡Comienza la batalla!

Procesadores Intel vs AMD ¿Cuál ES MEJOR?

Actualmente, AMD e Intel, durante este año, están haciendo cosas drásticamente diferentes con sus procesadores. Intel ha mantenido su enfoque en velocidades de reloj más altas y menor número de núcleos, mientras que AMD se ha duplicado en lo que sabe al integrar números mayores de núcleos en sus procesadores a frecuencias más que aceptables.

No debería sorprender entonces que AMD esté creando un gran producto con sus procesadores de la marca Ryzen, es decir, los chips de “alto rendimiento” que disfrutan los jugadores como los que se ofrecen en la serie Threadripper. Mientras tanto, Intel está experimentando un gran crecimiento, excepto en la categoría de procesadores de escritorio, lo que indica un progreso competitivo seguro de AMD.

Dicho esto, no es descabellado decir que AMD e Intel pueden atender a diferentes audiencias, al mismo tiempo que algunos modelos de procesadores se superponen entre sí.

Intel es sin duda la marca de procesadores más famosa del mercado. Sin embargo, es frecuente encontrar modelos de PCs o portátiles equipados con procesadores de su principal competidor: AMD.

¿Cuáles son las principales diferencias entre los chips de las dos marcas? ¿Cuál elegir en el momento de adquirir un equipo nuevo?

Rendimiento!

Si quieres el mejor resultado sin importar el precio, entonces la mejor elección estará en Intel. El fabricante de chips de Santa Clara no solo se clasifica consistentemente mejor en los puntos de referencia de la CPU, sino que los procesadores de Intel también consumen menos calor, lo que los posiciona con clasificaciones de menor TDP (Thermal Design Power) y, por lo tanto, menor consumo de energía en general.

Gran parte de esto se debe a la implementación de Intel del HyperThreading, que se ha incorporado en sus CPUs desde 2002. El HyperThreading mantiene activos los núcleos existentes en lugar de dejarlos que permanezcan improductivos.

A pesar de que AMD ha implementado el MultiThreading en sus procesadores Ryzen, Intel ha mantenido, en su mayor parte, su lugar en los mejores bancos de rendimiento.

Históricamente, sin embargo, AMD se enorgullece de su enfoque en aumentar el número de núcleos en sus chips. En teoría, esto haría que los chips de AMD fueran más rápidos que los de Intel, que ahorraran para el impacto en la disipación del calor y redujeran las velocidades de reloj.

Afortunadamente, los nuevos chips Ryzen han mitigado muchas de las preocupaciones de sobrecalentamiento del pasado, siempre y cuando tengas un equipo de refrigeración decente.

Aunque no es difícil mantener fresco un procesador Intel, a AMD le gusta meter tantos núcleos como sea posible en su silicio, por lo que los chips tienden a funcionar más calientes, lo que significa que probablemente tendrás que invertir en uno de los mejores refrigeradores de CPU para evitar sobrecalentamientos, pero con el de serie que trae los AMD es suficiente para velocidades de stock.

Esto parece seguir siendo así también en el frente móvil (ordenadores portátiles), donde AMD acaba de anunciar sus contribuciones. El Ryzen 7 2700U (quad-core, 2.2 GHz – 3.8 GHz) será mejor comparado con el Intel Core i7-8550U (quad-core, 1.8 GHz – 4.0 GHz) y parece prometedor basado solo en esos números.

Ahora que la propia gama de procesadores Core i de la empresa de Santa Clara para equipos de sobremesa empieza con cuatro núcleos y llega hasta seis, los usuarios mega-tareas podrían verse tentados por Intel. Mientras que AMD ha alcanzado la paridad de rendimiento, la batalla está ahora ostensiblemente orientada a la cantidad de tareas que se pueden hacer a la vez, en lugar de la rapidez para hacer dicha tarea.

Gráficos integrados (IGP)

Si estás construyendo un PC para juegos, deberías estar usando una tarjeta gráfica discreta o GPU (unidad de procesamiento gráfico), en lugar de confiar en los gráficos integrados de una CPU para ejecutar juegos tan exigentes como Middle Earth: Shadow of War.

Aún así, es posible ejecutar juegos menos intensos desde el punto de vista gráfico en una GPU integrada si el procesador dispone de ella. En esta área, Intel es el claro ganador por ahora, considerando que ni un solo chip Ryzen en el mercado funcionará sin una tarjeta gráfica. Pero todo eso está listo para cambiar pronto, al menos en el espacio del portátil.

En este marco, presumiblemente a partir del primer trimestre del próximo año, Intel comenzará a enviar oficialmente sus chips de CPU móviles de alta gama de la serie H con gráficos AMD integrados. A su vez, esto significa que los portátiles serán más delgados y sus huellas de silicio serán un 50% más pequeñas.

Todo esto se logra utilizando la tecnología Embedded Multi-Die Interconnect Bridge (EMIB), junto con un nuevo framework ideado que permite compartir energía entre los procesadores de Intel y chips gráficos de terceros con memoria gráfica dedicada. Aún así, es demasiado pronto para saber si esta es una solución mejor que los portátiles AMD de pura raza que se espera para fines de 2017.

Los últimos procesadores Intel Kaby Lake, Coffee Lake o AMD A-Series APU para ordenadores de sobremesa probablemente funcionarán igual de bien que cualquier solución gráfica portátil que se presente.

En la alta gama, como en los casos en los que combinarás tu CPU con una potente GPU AMD o Nvidia, los procesadores de Intel suelen ser mejores para los juegos debido a su mayor base y a las altas velocidades de reloj. Al mismo tiempo, sin embargo, AMD proporciona mejores CPUs para multitarea como resultado de su mayor número de núcleos y número de hilos.

Aunque no hay un ganador claro en el aspecto de los gráficos, muchos afirman que AMD es la mejor opción para gráficos integrados (por el momento), mientras que los jugadores hardcore a los que no les importa gastar el dinero extra para una GPU, descubrirán que Intel es mejor para los juegos por sí solos, mientras que AMD es superior para realizar numerosas tareas a la vez.

Overclocking

Cuando compras un equipo nuevo o incluso una CPU, normalmente esta se bloquea a una velocidad de reloj específica como se indica en la caja.

Algunos procesadores envían desbloqueadores, lo que permite velocidades de reloj más altas que las recomendadas por el fabricante, lo que da a los usuarios un mayor control sobre la forma en que utilizan sus componentes.

Intel es normalmente más generoso que AMD en este aspecto. Con un sistema Intel, puedes esperar capacidades de overclocking con el Intel Core 8600K ó 8700K de 300-400 MHz de plus. Pero ojo eso no lo podrás hacer si tu procesador Intel si viene de fábrica sin el sello de aprobación de la serie K. Mientras que AMD permite hacer overclock en todos sus procesadores.

Ambas compañías anularán tu garantía si dañas tu procesador como resultado del overclocking, por lo que es importante tener cuidado con eso. Se pueden generar cantidades excesivas de calor si no se tiene cuidado, neutralizando la CPU como resultado.

Los chips con sello K más extravagantes de Intel también son bastante impresionantes. El i7-8700K, por ejemplo, es capaz de mantener una frecuencia turbo de 4.7 GHz en comparación con la frecuencia de aumento de 4.2 GHz del Ryzen 7 1800X. Si tiene acceso a la refrigeración por nitrógeno líquido, es posible que incluso pueda alcanzar una frecuencia superior a 6,1 GHz utilizando el monstruoso i9-7980XE de 18 núcleos de Intel.

Disponibilidad y soporte


Al final, el mayor problema con los procesadores AMD es la falta de compatibilidad con otros componentes. Específicamente, las opciones de placa base y refrigeración están limitadas como resultado de las diferentes sockets entre los chips AMD e Intel.

Mientras que muchos refrigeradores de CPU requieren que pidas un soporte especial AM4 para ser usado con Ryzen, solo un puñado de las mejores placas base son compatibles con el chipset AM4.

En ese sentido, las piezas de Intel son un poco más comunes y a menudo van acompañadas de costos iniciales más bajos, también, como resultado de la amplia variedad de kits para elegir.

Dicho esto, los chips de AMD tienen un poco más de sentido desde la perspectiva del diseño de hardware. Con una placa base AMD, en lugar de tener clavijas conectoras metálicas en el socket de la CPU, notarás que esas clavijas están en la parte inferior de la propia CPU. A su vez, la placa base es menos probable que funcione mal debido a sus propios pines defectuosos.

En cuanto a la disponibilidad, más de un mes después de la fecha de lanzamiento de los procesadores Intel de octava generación, los últimos chips de AMD son aún mucho más fáciles de encontrar, lo que le da al fabricante una ventaja inequívoca. A pesar del hecho de que ciertos modelos Core i3 se pueden encontrar equipados en Coffee Lake, es difícil encontrar un CPU i5 o i7 Intel en varias tiendas online.


Aunque no tendrás tantos problemas para encontrar un i3-8100 o i3-8350K, las tiendas carecen de información sobre la disponibilidad del Intel Core i7-8700K hasta el i5-8400 ¡Y llevan bastantes meses listado para comprar!. Es por eso que, sobre todo, la disponibilidad puede ser el argumento más pertinente para elegir AMD y no Intel, al menos en este momento.

Al mismo tiempo, muchos minoristas que sí tienen stock, están cobrando más dinero que el precio sugerido por el fabricante en algunos casos. Como resultado, tu mejor apuesta es aguantar si estás absolutamente preparado para obtener un chip Intel Core i actual para tu PC. De lo contrario, no tendrás ningún problema para conseguir un Ryzen 7 1800X.

Precio


Para los compradores de productos baratos al acecho, solía existir la errónea creencia de que los procesadores de AMD eran más baratos que los de Intel, pero eso fue solo porque AMD hizo su mejor trabajo en el nivel de los productos de media gama.

Ahora que los procesadores Ryzen han demostrado el valor de AMD en la alta gama, la marea ha cambiado ostensiblemente. Ahora Intel reina supremo en el espacio de las CPU económicas, con su Pentium G4560 (y que quisieron ir eliminando por la competencia que le hacia al i3…), que ofrece un rendimiento mucho mejor que el del AMD A12-9800.

Gran parte de esto se debe a la renuencia de AMD a ir más allá de la simple iteración en su anticuada arquitectura Bulldozer y a la adopción del estándar “Zen” de la generación actual, que ya se ha introducido con CPUs más costosas.

Aún así, en el extremo inferior, los procesadores Intel y AMD normalmente se venden al por menor al mismo precio. Los chips Intel de gama alta ahora van desde 4 hasta 18 núcleos, mientras que los chips AMD ahora se pueden encontrar con hasta 16 núcleos.


Mientras que durante mucho tiempo se rumoreó que los chips Ryzen de AMD ofrecerían un rendimiento de vanguardia a un precio más bajo, las pruebas comparativas han demostrado que Intel sigue siendo muy competitivo, pero con los fallos de seguridad de Spectre y meltdown se notará esa bajada de ventas en los próximos años ¿O no? Sólo el tiempo nos responderá a esta pregunta.

Con esto en mente, los precios de CPU fluctúan constantemente. Espera unos meses, y pronto descubrirás que el Ryzen 5 1600X, que está apareciendo en las variantes de 8 núcleos ahora, ha caído muy por debajo del valor de mercado.

Intel: pros y contras

Estudios recientes apuntan a Intel como responsable del 80% de los ingresos del mercado mundial de procesadores, dejando a AMD en un segundo lugar.

Se puede decir que los procesadores de Intel presentan un mejor rendimiento. A pesar de que los procesadores de AMD tienen más núcleos de procesamiento, los núcleos de los chips de Intel son más rápidos, presentando una mayor eficiencia individual.

Sin embargo, esta no es la regla. Hay procesadores AMD que superan a los de Intel.

No obstante, las pruebas de benchmark fácilmente ponen a Intel en una posición de ventaja. Un Intel Core i7-8700k vence fácilmente al equivalente de AMD, el AMD Ryzen 1600X o 1800X. Y observemos la diferencia en las especificaciones: el chipset de Intel tiene cuatro núcleos de procesamiento de 4 GHz; el de AMD tiene ocho núcleos a otros 4 GHz (pero menor IPC).

Intel lleva una década estando entre lo mejor de lo mejor, pero la distancia se va recortando en todos los aspectos (entraremos en mayor detalle en la siguiente sección). Por otro lado, los dispositivos de Intel presentan una mayor capacidad de compatibilidad con las placas base, facilitando la vida de los fabricantes y de los entusiastas que gustan de ensamblar sus propios equipos.

Pero no todo son rosas: por norma, la mayoría de los CPUs de Intel de alto rendimiento son más caros que los equivalentes de AMD.

AMD: pros y contras

De lo expuesto anteriormente, en cuanto a AMD, rápidamente la conclusión es que la principal ventaja frente a Intel será el precio. Y atención: más barato no significa peor, o de mala calidad.

Aunque el rendimiento de AMD no sea, en su caso, tan bueno como el de Intel, el hecho es que los procesadores AMD presentan una alta calidad y rendimiento, siendo que el usuario común no observará la diferencia entre ambos. Y es aquí donde el precio se convierte, realmente, en un factor diferenciador.


Por ejemplo, un AMD Ryzen 3 1200 o un AMD Ryzen 5 1600 son grandes alternativas para presupuesto ajustados. Aunque esta serie de procesador AMD Ryzen no trae tarjeta gráfica integrada (uno de sus contras),  pero calidad/precio son difícilmente superables.

Otra de las ventajas es que las placas bases AM4 serán compatibles con futuras revisiones, donde más flojea Intel. Que nos hace pasar por caja cada vez que sale una nueva generación.

Pero hay un lado malo. Una de las principales críticas de los usuarios a los procesadores AMD tiene que ver que su IPC es algo inferior a los de Intel. Con la series FX había dos o tres pasos por detrás de los procesadores Intel, actualmente con AMD Ryzen está medio escaño por detrás. Todavía no están en el TOP o líderes, pero si lo hacen bien, podrán llegar hacerlo.

Intel vs AMD: cambios en 2018

Intel sigue dominando la carrera de rendimiento con un solo hilo (al menos de momento). Tampoco hay duda de que, para los procesadores de gama superior, Intel tiene una clara ventaja en este momento. Esto se basa en un sinnúmero de pruebas y a través de internet.

Dicho esto, el reciente lanzamiento de la CPU de Coffee Lake fue bueno. Los 2 núcleos adicionales le permiten competir mucho mejor con Ryzen.

Se podría conseguir un 8320 o 8350 y hacer overclocking para conseguir un rendimiento decente, pero el despilfarro de consumo y capacidad de refrigerarlo es un horror (ademas de tener una vieja plataforma). Lo recomendanble en plataformas AMD es migrar hacia procesadores AMD Ryzen 3 (gama más baja), elegir el R5 1600 o el R7 1700 y realizarle overclock para ganar un buen rendimiento extra.

Conclusión sobre procesadores Intel y AMD

Como se puede ver, Intel y AMD tienen ventajas y desventajas, y solo el usuario podrá decidir cuál es la solución más apropiada al tipo de uso que hace del ordenador.

Los procesadores de Intel serán más rápidos y eficientes, pero los de AMD tienen un mejor rendimiento gráfico y un costo-beneficio más atractivo. Después de todo, ambas marcas tienen productos capaces de responder a los diferentes perfiles de consumidor.

En general, asegúrate de elegir el procesador que se ajuste a tus necesidades y que te durará unos cuantos años. Algo común es estar siempre dispuesto a actualizar la memoria RAM, la tarjeta gráfica y otras partes de una máquina. Sin embargo, generalmente se duda en actualizar la CPU. ¿La batalla AMD vs Intel? ¿Para ti quien gana?

Comentarios

Deje su comentario